Maja squinado

Es el crustáceo más conocido de nuestras costas. Su caparazón cubierto de espinas puede llegar a los 20 cm y sus pinzas llegan a medir 45 cm. Como todos los crustáceos, el centollo sufre un proceso de muda cada vez que tiene que crecer. Estas mudas en el caso del centollo se detienen cuando maduran sexualmente y a partir de ese momento no aumentarán de tamaño. ¿SABÍAS QUE…para camuflarse el centollo deposita sobre su caparazón elementos recogidos del medio que las rodea?