La cabeza en ángulo, las placas dérmicas que recubren su cuerpo y la cola prensil, hacen inconfundibles a los caballitos de mar. De color amarillo-verdoso, esta especie se caracteriza por las prolongaciones dérmicas que, a modo de cresta, recorren su zona dorsal.

¿SABÍAS QUEmachos y hembras realizan una compleja danza antes de aparearse?